Con este experimento aprenderemos cómo extraer el colorante de un repollo morado (o col roja) y hacerlo cambiar de color.
¡Este experimento requiere la supervisión de un adulto!

Lo que necesitas

  • Repollo morado (o col roja)
  • Sal gruesa
  • Agua hirviendo
  • Un recipiente grande
  • 5 vasos
  • 5 cucharitas
  • Jugo de naranja
  • Jugo de limón
  • Vinagre
  • Agua
  • Lejía
  • Bicarbonato de sodio (polvo para hornear)
  • Detergente para ropa

Procedimiento

Puedes ver las instrucciones en el siguiente video:

Explicación
El repollo contiene un compuesto llamado antocianina, que protege la planta de la radiación, como un bloqueador solar. Además del repollo, la antocianina se encuentra en flores (anémonas, ciclamen, etc.) y cierto tipo de frutas (entre otras, uvas y manzanas). En otoño, muchas hojas se vuelven coloradas porque contienen antocianina.

Además de ofrecer protección contra el sol, la antocianina se puede utilizar como un indicador de pH, ya que cambia de color al mezclarse con ácidos o bases. El jugo de limón y el vinagre, por ejemplo, son ácidos. Por el contrario, el bicarbonato de sodio y el detergente de ropa son básicos o alcalinos. Cada uno de los reactivos que usamos tiene un grado de acidez o alcalinidad característico cuando se diluyen en agua. La antocianina reacciona de forma diferente con los ácidos y con las bases, de manera que el producto resultante adquiere un color distinto. Así es como funcionan todos los indicadores de pH.

Por ejemplo:

Antocianina morada + ácido = color rojo

Antocianina morada + base = color verde

La acidez o alcalinidad de un material se mide utilizando la escala de pH. En esta escala, si el valor es mayor de siete, indica una solución ácida y si es menor, una solución básica o alcalina. Una solución con pH 7 se considera neutra en términos de acidez/alcalinidad.

Lo interesante de las antocianinas es que cada cambio de 2 a 3 unidades de pH modifica su estructura química, y como resultado cambia también su color. Por ello, una disolución de extracto de repollo nos permite saber, no solo si el material es ácido o básico, sino también el grado de acidez o alcalinidad.

Como en este caso no se trata de un solo material sino de varios materiales, cada uno de ellos cambia de color de acuerdo con su grado de pH particular, por lo que obtenemos una gran variedad de tonos. Al jugar con materiales con grados diferentes de acidez o alcalinidad, podemos obtener tonos amarillentos, rosados o violáceos.

Dr. Avi Saig

Departamento de Neurobiología e Instituto Davidson para la Educación Científica

Instituto Weizmann de Ciencias

0 Comentarios